miércoles, diciembre 24, 2008

Borrador

Siempre es igual:
fico boludo, alegre y nostálgico.

Saltar hacia atrás en un plac pluc inmediato y borroso,
olfatear de nuevo, ver y palpar lo que no existe.

Es el ensayo sistemático de otra vuelta de tuerca.
Y otra, y otra más. Siempre es igual.

La ciclotimia es un desarrollo regular que existe sólo para volverse procedimiento discursivo de creación hilvanadora de términos aparentemente inconexos, pero no.

Es bueno cuando te plantás frente a los pensamientos sin volúmen que garabateaste meses atrás en un bondi perdido en medio de la vida, y se revela que ahí está concentrado todito todo el ojo de la tormenta.

sábado, diciembre 13, 2008

Síempre supe que lo único que podía hacer era escribir.

Para volver al pago, para seducirte, para alimentarme o pescar un tentempié.
Para decir la verdad sobre todo eso que encierra Parque Patricios en verano.
Para alfombrar el sombrero que tapa tu terminación rulienta de planta.

Para ser justo con toda la belleza del sudoeste
y aplicar honestidad sobre la aparente normalidad
de los cuerpos semidesnudos que penden del cielo.

Demorar es otra estrategia. Se puede demorar y luego escribir.
Para atravesar el campo magnético que impone el trajín de la existencia
y avanzar así sobre el centro político-económico que antecede al río.

Siempre supe que se trataba de un verdadero y material acto de liberación.

miércoles, noviembre 19, 2008

Homenaje a Juan Carlos Onetti

apostado
ameba
un vaso y cigarros al alcance de la mano, siempre
refurfuñando
y el jazz que suena a un volúmen para sordos
teclear una olivetti polvorienta
mechando unos verdes cada tanto
al escribir versos sin forma
enroscado en una manta que protege del frío las pelotas en desuso
puteando mucho, sin afeitarse ni por asomo
para amar una idea nueva cada jornada.

rockear
como Onetti
all day long

viernes, octubre 17, 2008

Costumbres

Hay veces que silbamos
con el sol partiéndonos la mirada
aumentado por una ventana
caleidoscopio de café.

Es una sábana blanca,
en a.m repite la temperatura
y se lo escucha silbar a Moyano
a través de un celular.

Otras veces Desayunamos cereales
pero sin silbarnos una palabra
Es un acto repentino de amor
un pacto sellado con mermelada.

Bajo el agua de la flor silbamos vapor un rato largo
no así retirando un cheque ni resolviendo un laberinto.
silbamos cuando pinta, si no pinta no silbamos
aunque es más común que pinte a que no silbe el conejito.

lunes, septiembre 15, 2008

Radio

La radio es uno de los inventos más grandes del hombre.
Puede inundar cualquier atmósfera y cubrirlo todo:
Lluvia
insultos
bocinazos
piares
traquetreos
andamiajes
torturas.

Border

Sobre el borde de la ventana que ilumina este lugar camina siempre una chica sonriente,
metal y parsimoniosa,
monta una guardia leal que recibo con amor y ausencias en mismo grado.

La observo caminar, cabeza arriba y cabeza abajo, horizontal;
luego, escribo algunos disparates y se los leo.
Cuando me advierte se le caen sonrisas, como aplausos para payaso.

Es un paisaje que disfruto liviano.

martes, septiembre 02, 2008

Nadar

Gotea como escalera caracol,
decrece como ramo de uvas
de a partes va estrellando
contra el suelo fresco de humedad.

un pozo en el aire junto a otro y muchos más
hacen huecos explotando los caminos
tal vez acercarse un poco traiga chispas
que ameriten una bocanada pluvial.

sentarse en el fondo. dormir parado. medir la presión del aire. sortear el estanque. aparcar lejos del cordón. ubicarse en público. brindar con agua de florero. desaplanar la planicie. sospechar menos. perseguir más. mearse encima. aplaudir a rabiar. nadar.
tenés que nadar.

viernes, agosto 22, 2008

Dos murciélagos

-"Yo no escribo,
no soy un hombre,
pero en mi bruma,
conozco bien la inmensidad,
son mis ramas,
mis aguas,
mis antepasados... !
Y que feliz la verdad de este sueño fugaz !"
-"Yo te digo,
que te escucho cuando me hablás...
la distancia es tan grande,
que no sirve mirar,
solo sentir las estrellas,
y saber que se mueven...
! Y que feliz la verdad de este sueño fugaz !"
-"La vida como un carrillón,
que se enciende una nueva vez..."
- "Solo en la canción tendrás,
un espejo en vano...
abierto sobre un cuerpo rosa,
que se entrega en su destino..."
- "En la vida,
siempre será el corazón de amor...
hasta el amanecer,
solo sentir las estrellas,
y saber que se mueven...
! Y que feliz la verdad de este mundo ideal !
! Y que feliz la verdad de este sueño fugaz !"
- "Yo vivo, pidiéndote que vueles más alto,
y los halcones te esperan...
junto al despertar...
ya no hay amparo,
ni sombras,
ni soles,
ni un tiempo alcanzado...
! Y que feliz la verdad de este mundo ideal !
! Y que feliz la verdad de este sueño fugaz !"
-"La vida como un carrillón,
que se enciende una nueva vez..."

L.A.Spinetta

viernes, agosto 08, 2008

Chacarera

La pócima que bebimos una tarde nublada a la mitad aparece desparramada sobre la superficie plumífera y horizontal del principio naufragante que baila en redondo eternamente.

No seamos estrechos, entonces, dama obscura y escalonada.
Sólo un ápice bastaría.
Un poco de lluvia y café, contra este frío áspero.

Combatir el canto inoportuno de las aves y el sol. Ser primerizos. Esfumar.
No dormir por algunas temporadas, y entonces recaer sucesivamente
tal vez sea un atinado analgésico para tanto despilfarre de aire denso.

Sólo un ápice bastaría para alargar el camino maltrecho,
y tornarlo luminoso.

martes, agosto 05, 2008

Turbio

Ya no se puede agudizar más este invierno.

A pasos cortos pero firmes trazo la estela de una comarca

Y decido optar por el último mojito antes de partir.

Ya no te veré más y quizás eso ayude a descender

Porque cuando las cosas se tornan turbias siempre sonreís

Y sonreís más que nunca, porque nada te da más placer

Que una panzada abundante de deseos truncos.


Porque de este laberinto se sale por arriba.

sábado, agosto 02, 2008

Reiteración

Solamente una ración, no es mucho
un plato humilde, flaco, sin demasiado ornamento
no te pido guarnición ni abundancia, ni mañanas de romance,
te pido solamente un poco de sangre caliente
algo de amor, un ápice de decisión, ¡mujer!
basta de ese ritmo cansino, de esa fugacidad tan seria
yo te elevo hasta la lamparita aunque seas diminuta
porque tengo kilómetros de materia aguardando en el zaguán.

Solamente un recipiente mediano o pequeño,
una vasija profunda que te ahorque la entraña
sin una vuelta a la parada del bondi se me complica
y verte tan linda volando en pelotas me eyacula.

Volvé, pequeña parricida.

viernes, agosto 01, 2008

la Soja

camino sobre bisturíes con rúcula
que el doctor dejó como camino de vuelta
apéndices de citys, hígados encebollados
se me presentan altaneros en platos blancos y cuadrados.

debo estar en Palermo.

miércoles, julio 23, 2008

Pasos previos

Implotar un avión

Revertir la jugada

Destapar el hueco

Todo parece posible durante esta noche.

Florecer y desflorar

Hambrear el tinglado

Una pata de conejo

Todo parece posible durante esta noche.

Balear la planicie

Antes de tu arribo

Y demás barricadas

Todo parece probable durante esta noche.

Seis litros de agua en la barriga

Y una vuelta al juego infantil:

Arenero gigante, humo de asado,

Una pollera feúcha pero cortita

sobre un caleidoscopio color persona.

Todo se presume viable hoy,

ya estoy en paz.

viernes, julio 11, 2008

Shoe

No lo vi jamás,
pero se que es un zapato.
Volador, de goma, cósmico, de charol, zapatófono y de lata.

No hay dudas de que se trata de un zapato
que se infla con toda la pulpa, con todo el aire de Channel
y las sábanas eléctricas que lo esconden.

Cuando suena esa cuerda floja,
es señal de la llegada de un gran zapato color pedo que palometea los harapos más hermosos y perfumados por la uva más dulce e hinchada que haya colgado de cualquier rama genéticamente inyectada sobre todo el universo infinito punto multicolor.

Un Zapato Infinito.

Nunca lo primerié
pero la música de los pasos in crescendo
configuran la constelación Zapato Infinito.

Che, zapato, no guerreemos,
seamos amigos.
Mi problema no es con vos, ni con tu suela podrida de zanjas nadar.

Sucede que mi mundo es cíclico.
Círculos concéntricos, como cebollas.

Mi problema es con el mundo cíclico,
zapato querido,
la puta que te parió.

domingo, julio 06, 2008

Julio en Medrano

Sin una espada de oro en el puño,

ni una armadura de hierro amarillo resplandor

No podría treparme a la sombra tan pequeñita que se te incorpora los domingos.

Sin ver quedaría, sin papilos gustativos sensibles, sin coraza ni corazón

Un mundo chabacano individual pasivo tosco planicie sincolor

Cubriría todos mis petates de Julio y mi discreta forma de actuar.


Pero es un éxito el aspecto dulce de la caminata por Medrano, que es el caminar de la paica con el guapo, de la gata con el gatón, del sendero luminoso.


Se triplican las escaleras y entonces es mejor:

Habrá camino y paisajes, turbulencias, diagnósticos errados, apetito voraz.

Tres impactos secos sobre la fina realidad, y una comida de la vieja

que humea la sueñera, que resalta el pimentón.


Seremos lo que debamos ser

O no seremos nada.

sábado, julio 05, 2008

Punk

Flaquita, siempre fue así
las mejores pelis las tiran a las cuatro.

Flaquita, siempre fue así
las mejores pelis las tiran a las cuatro.

Más atento que nunca
Más atento que nunca
Más atento que nunca
Más atento que nunca

jueves, mayo 29, 2008

Catamarca

Anteanoche soñé con Catamarca. Era una inmensa montaña o loma de superficie regularmente ascendente que se remontaba perdiéndose entre los cielos secos, hasta ahí donde ya no se ve más que confusión natural.

Cuando Catamarca apareció veníamos de Córdoba. Pensábamos en ir a algún lugar irregular, sortear el camino marcado, improvisar. En el mapa sonó seductora. Pensé en una mujer inimaginablemente bella cuando vi su nombre escrito entre los símbolos tribales de la cartografía, desplegada sobre una mesita de piedra con corazón de alambre grueso. “Catamarca”, pensé, “qué bien suena tu nombre de mujer. Catamarca, quiero conquistarte”. Allí fuimos.

Entonces la encontramos, y pudimos ver algo insospechado: tenía sus laderas plagadas de carteles de cartón clavados en sus tierras, parecidos a esos que venden lotes de tierras o empanadas o chivito a las brasas o un dos ambientes. Amarillos y blancos, letras negras, palos madera estacados.

Uno junto al otro, multiplicados por millones, ascendiendo hacia los cielos sobre la superficie terráquea de Catamarca. Llevaban mensajes que no recuerdo, y es eso ahora lo que más me inquieta.

¿Qué me habrás querido decir, altiva Catamarca, que tuviste que hincharte hasta las nubes y multiplicar tu sentencia infinitamente hasta poner sobre mis narices lo inconmensurable?

jueves, mayo 22, 2008

Esquilarte

Cuando se te cae la piel de las manos
y tu boca de verdeo sopla vidriosos trozos de colores
sueño con esquilarte
llevarme ese pelaje transparente que te abriga
en una bolsa de arpillera
y cubrirte de tierra entonces
para desenterrarte la mañana más próxima
con el desayuno humeante sobre la greda:
café en copas de cristal
porque, claro, sos una reina
y mientras leés la revista ¡Hola! de hace casi siete años
sintonizo una canción neblinosa que susurra algo sobre un mar negro que se parte.
Como tu cabeza después de tan poco vino
como mi corazón bravuconazo después de esquilarte.

jueves, mayo 01, 2008

Alaska-Almagro

Yo solía entender al amor como algo fino y desgarrador,
punzante definitivo fatal invierno de Alaska.

Era románticamente maldito: había luz o había sombra, pedestal entre los pompones o túnel, registro civil o manicomio, un nene y una nena o botellas de whisky berretón en un cuarto oscuro y húmedo de soledad.

Necesitaba ir hasta donde ya no quedaba nadie más que mi cuerpo ridículo.
Necesitaba obsesivamente la obsesión.

De todos modos, ya no tengo amores desgarradores.
Me siento salvo aquí levitando burbujeante, y encuentro buena compañía en Almagro, cerca de la plaza.

martes, abril 15, 2008

Alturas

Soñé que te besaba en la terraza de una torre inmensa
Estaba sucio su piso, y constantemente al borde de un precipicio determinante
Veíamos la ciudad anochecida desde una altura inédita.
Yo te besaba y vos me besabas, después de tanto tiempo de represión vulgar y aparente.
Tenías cierto gusto a pecado, delicioso, dulce, intuitivo paladar rascacielos.

Un contacto hereje, casi paranoico
Mientras La Paz, impasible, colgaba lentamente sus pequeñas luces en el telón oscuro.

Desde entonces intento regresar
cada vez que cierro las compuertas de los ojos.

jueves, abril 03, 2008

Las plantas

Las plantas suelen tener mensajes que transmitir.
Acostumbran, por estos lares, a contar historias.

Ostentan pozos profundos,
y mueven su boca de forma frenética, extrapolada y vivaracha.

Las plantas aquí se paran sobre unas piernas delicadas
y hablan a viva voz el idioma que es todos los idiomas.

Es cierto que, ocasionalmente, eructan aroma a antipasto,
pero no por esto se opaca lo seductor de sus relatos.

Crecen junto a la vía del Sarmiento
en túneles a cielo abierto hechos de negros ladrillos anarcosindicales, portuarios, cocoliches.

Hay un parroquiano que, los domingos, cree oírlas transmitir el partido. Pero está loco: esos yuyos de mayor y menor rango narran historias con aroma ciego a pickles intermitentes. Nada de fulbo materialmente palpable.

jueves, febrero 28, 2008

Lanzallamas

Cataclismos en la mañana que amaneces,
al lado del río y chispeando.
Un sistema de mesas bien dispuestas,
carnavales y puentes ostras.

La estática no ahuyenta el peligro de perder todo el pelo en la pasión.

Si entendieras lo que dice el viejo trovador
y la güija fuera más que un viento y algún ladrido.

Todos mis pies los pondría en fila para medir hasta donde abrazan.

Hasta que caigas con la humanidad de un vaso de vino tibio a contarme una vida.

domingo, febrero 10, 2008

Vitró

Suponete que algunas cosas
aún no te he confesado.

Ni la lata del baúl,
ni un chichipío redoblante que rechifla cuando sueño que estoy soñando con tus patas de sillón de la realeza.

Un lujo en el zaguán,
que sin paica ni feba supo ser zaguán buen mozo:
Fresquito en verano, fresquito en invierno.

Techo alto
Escalón de mármol
vidrios de colores
tu vestido una franela
que se hace seda en dos por cuatro.

miércoles, febrero 06, 2008

Gota que cae

Una

Gota

Que

Cae

Sin

Hacer

Ruido

Es

Una

Gota

Muda

Un

Mar

Chico

Un

Mar

Mudo

Rueda

Por

Vos

Tus

Tics

Se

Hacen

Gota

Muda

Yo

Me

Hago

Gota

Muda

Al

Rodar

Sobre

Tu

Lomo

Lluevo

In

Can

Sa

Ble

Men

Te.

jueves, enero 10, 2008

Pequeño guión

Difusa: así es la imágen que nos envuelve
y cierto halo sepia, que es una bruma delicada pero sagaz.

Instantáneamente algo retrocede a su guarida
no sin antes despedazar toneladas de papeles con dibujos extraños.

Llueven bicicletas, añoranzas inocentes, tele de los noventa,
no sin antes mostrarme unas piernas largas como la siesta desnudos.

Lunar: atraviesan la escena fogonazos grises o blancos
funde a negro azabache, y unas monerías que hacía la tía acortan distancias.

Un animal

Ser un animal sollozante y dormido
una bestia agazapada en el arco de los sueños difusos
ronronear sin saberlo mientras la baba espesa se funde con el parquet
y luego callar, sin dejar de crecer y decrecer en el acto de la existencia
leve y tranquilo, un animal sobre el piso frío.

Sin color ni lenguaje maldito, sin chacarera y con hocico blando
carne y más carne roja robada o regalada cruda jugosa de sangre de vaca pampeana
montañas de hierro hasta destrozar el estómago astillando los huesos
y tal vez vomitar, por qué no vomitar un poco después de todo
si se puede seguir engullendo trozos anchos de vida en cada segundo.

Lejos del agua, oler mucha caca cuando ese hombre y yo somos uno.

Un animal que duerme a la sombra del hogar cual parra campera.

miércoles, enero 02, 2008

Espectador

38 grados a la sombra y Rivadavia es loza radiante de edificio céntrico.
Las chicas cruzan la calle vestidas con diminutos harapos
de colores vivos. Tienen 15, 16 ó 17, no más.
Es un desfile de lo imposible
Nunca estarán en mi cama a las 10 de la mañana
con mal aliento y sudando sexo dulce, tal como quisiera.
Sin embargo, soy constante, sistemático,
y deslizo el gesto que reclama otra tres cuartos, negrita.
Suspendidos mis ojos sobre la esquina de Otamendi al cero
admiro cuán nutridos vienen el triolet
y las borregas de Buenos Ayres.